Anomalía de temperaturas a 2 m. en análisis del 27 de marzo de 2019, 00 UTC. Modelo GFS.

Un patrón meteorológico muy persistente, y que llevó a la pérdida de grandes trozos de hielo del Mar de Bering en febrero, ahora está empujando un aire cada vez más cálido hacia el Ártico.

El resultado es un episodio cálido fenomenalmente fuerte y prolongado que está batiendo los registros históricos mensuales de temperatura en el noroeste de Alaska. ¿Cosas del Calentamiento Global?

Nota: las unidades de temperatura que aparecen en la entrada están expresadas, fundamentalmente, en grados Fahrenheit. Si deseas cambiar dichas unidades a grados Celsius, utiliza este conversor.

Alaska: Ola de calor en primavera.

Los meteorólogos de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, no son partidarios de considerar como ola de calor estos episodios de temperaturas inusualmente elevadas tan tempranos en el año. Prefieren llamarlos episodios cálidos inusuales.

En Utqiaġvik (Barrow), las temperaturas han oscilado entre los 10ºF y 30ºF desde el sábado. Se esperan lecturas similares casi todos los días hasta la próxima semana.

Puede que no parezca un régimen suave, pero se ha de considerar que el promedio máximo y mínimo para el 25 de marzo está entre -5ºF y -18ºF.

En 99 años de registros en Utqiaġvik, ningún mes de marzo ha terminado con una temperatura media por encima de los cero grados Fahrenheit. En los primeros 25 días de marzo de 2019, el promedio ha sido de 1,9ºF.

Dado el pronóstico, este mes seguramente pulverizará el promedio de marzo más cálido (-0,7ºF), y ese récord se estableció el año pasado, en marzo de 2018.

20,1 F por encima de lo normal

Kotzebue, a unas 300 millas al suroeste de Barrow, en el mar de Chukchi, se está superando aún más.

¡Desde el 1 de marzo hasta el 25 de marzo, el promedio mensual de la ciudad de 20,5ºF, estuvo un total de 20,1ºF por encima de lo normal para ese período!

Como es el caso en Utqiaġvik, Kotzebue ya tiene registros mucho más suaves que su promedio mensual anterior para cualquier marzo (13,5ºF en 1998). El pronóstico para la próxima semana implica que el promedio de este mes subirá incluso más de 20ºF antes de que termine el mes.

Desviaciones muy por encima de lo usual

Según el climatólogo Brian Brettschneider, la mayor desviación de un promedio de marzo para cualquier ubicación en los EE. UU. es de 23,3°F por encima del nivel normal, en Eagle, Alaska, en marzo de 1906.

En este momento, parece que lugares como Kotzebue y Eagle se quedarán cerca de ese margen.

Durante lo que va de este mes, ha prevalecido un aire inusualmente suave sobre gran parte de Alaska, el oeste de Canadá y el lejano noreste de Rusia, que a veces se eleva a niveles ridículos.

El 19 de marzo, según lo informado por Jon Erdman de weather.com, las temperaturas se dispararon hasta los máximos históricos de marzo en seis lugares remotos de Alaska, incluyendo 67°F en Sitka.

Registros históricos cerca del Círculo Polar Ártico

A menos de 400 millas del Círculo Polar Ártico en Canadá, el Lago Yohin alcanzó 21.8°C (71.2°F), la lectura más temprana de 20°C registrada en los Territorios del Noroeste.

En otro máximo histórico de marzo, Tofino, Columbia Británica, se disparó a 24.5°C (76.1°F), una lectura que también establecería un récord mensual si hubiera ocurrido en noviembre, diciembre, enero, febrero o abril.

El ‘calor’ del 19 de marzo se extendió hasta Seattle, que alcanzó los 79°F, estableciendo un récord para la temperatura más cálida de marzo registrada.

¿Por qué ahora?

Tal como lo predijeron los modelos climáticos, el calentamiento a largo plazo asociado con los gases de efecto invernadero producidos por el hombre, ha dejado su huella en el Ártico más que en cualquier otro lugar.

https://twitter.com/ZLabe/status/1110956102315700224

Un fenómeno llamado amplificación polar. La Cuarta Evaluación Nacional del Clima de 2018 señaló: «La velocidad a la que se ha calentado la temperatura de Alaska es dos veces más rápida que el promedio mundial desde mediados del siglo XX …

Las temperaturas han aumentado más rápidamente en el Ártico de Alaska que en el sur de la zona templada.

Parte del estado, con la pendiente del norte de Alaska calentándose a 2,6 veces la tasa de los EE. UU. continentales y con muchas otras áreas de Alaska, en particular la costa oeste, el interior central y la bahía de Bristol, con un calentamiento de más del doble de la tasa de EE. UU.«

Últimas décadas muy cálidas

Entonces, tal vez no sea una sorpresa ver temperaturas que se elevan a valores sin precedentes, en y alrededor del norte de Alaska. ¿Pero por qué las últimas semanas han sido tan destacadas?

El culpable inmediato es el patrón atmosférico que trajo tempestades de invierno muy fuertes al noroeste del Océano Pacífico. Antes de las tempestades del Pacífico Norte, los episodios recurrentes de vientos del sur han extendido el aire hacia el norte, a través del mar de Bering y las partes adyacentes de Rusia y Alaska.

Más al este, el flujo del el sur ha bombeado una fuerte cresta atmosférica a lo largo de la costa oeste de Canadá y el norte de los EE. UU., lo que lleva a períodos inusuales de clima soleado y una calidez récord, como se señaló anteriormente.

Y en el lado este de esas crestas superiores recurrentes, el fuerte flujo del norte ha provocado una serie de masas de aire inusualmente frías en gran parte de los Estados Unidos durante los últimos dos meses.

El hielo marino se resiente

A principios de marzo, la extensión del hielo marino en el mar de Bering cayó por debajo del mínimo estacional de todos los tiempos que se estableció el año pasado, cubriendo menos de un tercio de la extensión media de 1981-2010.

Según el investigador Zack Labe (Universidad de California, Irvine), también se vio afectado el margen de la reserva de hielo confinada en los mares de Chukchi y Beaufort, que bordea la costa norte de Alaska.

Sin embargo, la extensión del hielo marino en otras partes del Ártico no ha estado en niveles récord.

Para el Ártico en su conjunto, la extensión del hielo marino alcanzó su máximo anual aparente el 13 de marzo, empatando con 2007 el séptimo más bajo en el registro satélite de 40 años.

«Hasta ahora, el invierno ha sido bueno para el hielo marino del Ártico«, dijo el bloguero Neven en el Foro del Hielo Ártico en un mensaje publicado en febrero.

El viento, también fue enemigo de la banquisa ártica

Labe agregó que con la luz solar aún débil y las temperaturas no muy por encima del punto de congelación, los vientos han sido el principal enemigo del hielo marino en y cerca del mar de Bering.

Aunque las temperaturas del aire pueden alcanzar más de 20°C por encima del promedio durante estos eventos cálidos, las disminuciones del hielo marino aún son en su mayoría impulsadas por el viento durante esta época del año.

Al menos durante la próxima semana, hay pocos cambios a la vista para el calor extremo de principios de primavera en todo el Ártico occidental, con puntos focales centrados en el norte de Alaska y en el centro norte de Siberia.

https://twitter.com/meteofrance/status/1111288812322332673

Y, mientras tanto, en la Antártida, se baten registros de frío…