Hasta 9 tipos de halos de sol diferentes fueron fotografiados en esta asombrosa por Joshua Tomas, en Red River, Nuevo México, Estados Unidos. La imagen es sumamente espectacular pues nos deja ver varios fotometeoros inusuales, que no podemos ver en la mayoría de las zonas de la Tierra.

La latitud de la zona, la época del año y el aire congelado se conjugaron para provocar diversos halos, unos comunes y otros bastante peculiares y difíciles de fotografiar. Comentamos con vosotros esta magnífica fotografía con ayuda de las observaciones realizadas por el National Weather Service de Estados Unidos.

Principales tipos de halos

Si nos atenemos a la bibliografía meteorológica, este gráfico nos resume los principales tipos de halos que podemos ver en el cielo. Algunos realmente difíciles de apreciar por las condiciones de la temperatura del aire, la posición del sol, la del observador o bien por la latitud de la Tierra en la que nos encontremos.

9 tipos de halos de sol en una asombrosa imagen

Muchos de ellos seguro que los conocéis, de hecho van siendo recopilados en nuestro topic de fotometeoros. Pero analicemos los que aparecen esta imagen exclusivamente.

¡¡Nueve tipos de halos, nueve!!

El National Weather Service de Estados Unidos ha realizado esta imagen para señalar cada tipo de halo. La podéis ver en tamaño mayor clicando en este enlace.

9 tipos de halos de sol en una asombrosa imagen

Halo de 22 grados. Se trata del tipo de halo más frecuente y el más fotografiado por los aficionados a la meteorología. Es el ‘halo pequeño’ y consiste en un círculo coloreado, luminoso, alrededor del Sol o la Luna, concéntrico a ellos.El interior del halo es rojizo y hacia el exterior pasa por naranja, amarillo e incluso violeta.

Como hemos referido en otras entradas, estos halos suelen se producidos por bancos de Cirrostratus.

Arco supralateral. En la imagen fotografiada en Red River es el halo más grande y aunque podría pensarse de que es un halo de 46 grados (concéntrico al de 22 grados, pero con un diámetro mayor y no muy extraño de ver)  se trata de una rareza óptica que encontramos en episodios como éste, en el que la luz del sol pasa a través de bases de hielo hexagonales en forma de varilla, formando este prisma de cristal en el cielo.

Para saber si se trata de un arco supralateral o un halo de 46 grados hay que fijarse en el brillo interno del de 22 grados. En este caso, puesto que el halo menor no era muy brillante, desde el NWS se decantan por un supralateral para su clasificación.

Arcos Parry. Este tipo de fotometeoro se trata de una ilusión óptica que suele aparecer en lugares en los cuales la atmósfera se encuentra congelada como el de la imagen.
Su nombre se debe a que fue descrito por primera vez en el siglo XIX por Sir William Edward Parry, durante una de sus expediciones al Ártico.

Solamente puede observarse cuando los rayos de la luz solar atraviesan formaciones cristalinas formadas a partir del hielo de la superficie y cuya configuración las convierte en prismas hexagonales.

En este caso encontramos dos tipos de Arcos Perry en la fotografía (sunvex y convex) acepciones anglosajonas que describen la orientación que toman cada uno, más convergente o divergente a la posición del arco tangente superior.

Arco tangente superior. Muchos lo denominan la sonrisa del cielo. Siempre aparece tocando tangencialmente el halo de 22 grados. Es relativamente común verlo en el cielo.
Se forma cuando el Sol está próximo al horizonte y dependiendo de que esté más o menos bajo la apertura del arco será más o menos horizontal.

Arcos helic. Es otra rareza similar al arco Parry. Sólo se observa en superficies heladas y dan la sensación al observador que parece provenir del mismo sol, como si desplazara un haz de luz hacia arriba y hacia fuera del cielo. Su formación, como en los Parry, se debe a la presencia de hielo en la atmósfera.

Pilar solar. Esta columna de luz que emerge directamente del sol verticalmente, es muy usual de observar en las puestas o atardeceres en nuestras latitudes. Su longitud vertical oscila entre los 5 y los 10 grados.

Tienen un aspecto similar a la luz del sol en ese momento, por lo que pueden ser blanquecinos, como en la foto de Red River, o coloreados, como los hemos observado en muchas puestas de sol. En nuestro entorno son más fáciles de ver cuando el sol está ya en el mismo horizonte o incluso ha descendido unos grados.

Parhelio. Es un fenómeno óptico muy común. También conocido como falso sol y en inglés como sun dog, por ser una especie de guardián del sol. No en vano aparecen flanqueando al sol en paralelo.

A veces, vemos un único parhelio, sólo a un lado del sol, aunque no es extraño contemplar los dos… si las nubes altas con cristales de hielo cubren más firmamento. También pueden aparecer aislados o inmersos en los halos de 22 grados.

Arco infralateral. Su aspecto recuerda al arco iris, pero la diferencia es que lo veremos cuando no hay precipitación. Suele originarse desde la base del arco supralateral para salir hacia el exterior de la posición del sol, estirándose de forma horizontal hacia fuera del astro.

Información relacionada: