Borrasca con fuerza de huracán, responsable de las altas temperaturas reinantes.

Borrasca con fuerza de huracán, responsable de las altas temperaturas reinantes.

Ayer comenzamos a hablar de una borrasca en pleno proceso de ciclogénesis explosiva al norte de las Islas Azores. Una borrasca que nacía a partir del desprendimiento de un germen depresionario desde la tormenta tropical Arthur, al otro lado del Atlántico Norte.

Pues bien, la borrasca con fuerza de huracán nacida a partir de este proceso ciclogenético, es responsable de las altas temperaturas que se están registrando en nuestro país desde la jornada de ayer. Esto es porque la borrasca ha arrastrado consigo una gran masa de aire cálido subtropical, como vamos a ver a continuación.

Conexión entre el proceso de ciclogénesis explosiva al norte de Azores y Arthur

Conexión entre el proceso de ciclogénesis explosiva al norte de Azores y Arthur

La tormenta tropical Arthur fue nombrada como tal el pasado sábado 16 de mayo de 2020. De este modo, la temporada atlántica de huracanes 2020 también ha tenido un comienzo prematuro.

Y ya son 6 años seguidos en que tal circunstancia ocurre. Recordemos que la temporada comienza oficialmente el 1 de junio, cada año.

Además de esta circunstancia, también nos ocupa el hecho de que la potente borrasca, formada a partir de un proceso de ciclogénesis explosiva, y que actualmente se ubica al norte de Azores, tiene una cierta conexión con Arthur.

Bombogénesis sobre la Corriente del Golfo deja espectaculares imágenes.

Bombogénesis sobre la Corriente del Golfo deja espectaculares imágenes.

En esta mañana de sábado ponemos nuestra mirada al otro lado del Océano Atlántico, al sureste de Nueva Inglaterra. Se trata de un ciclón de latitudes medias que, ubicado sobre la Corriente del Golfo, está sufriendo un proceso de bombogénesis. Más conocido para nosotros como proceso de ciclogénesis explosiva.

Mientras el ciclón se profundiza con una enorme rapidez, como caracteriza a este tipo de procesos meteorológicos, los sistemas nubosos asociados están dejando unas imágenes espectaculares.

Fábrica atlántica de borrascas: podría caer el récord de borrasca más profunda jamás registrada.

Fábrica atlántica de borrascas: podría caer el récord de borrasca más profunda jamás registrada.

La fábrica atlántica de borrascas muy profundas sigue a pleno rendimiento. El vórtice polar estratosférico ha adquirido una gran robustez y está alcanzando valores récord de intensidad. Esto implica que la Corriente en Chorro Polar esté retraída hacia altas latitudes y que muestre una gran actividad. Esto es, vientos extremadamente intensos en su seno, llegando a alcanzar e incluso superar los 400 km/h.

Este patrón atmosférico es característico de estas situaciones de formación continua de borrascas muy profundas en el Atlántico. Pero éstas circulan a tan alta latitud mientras se desplazan hacia Europa, que nuestro país solo recibe la influencia del enorme oleaje que generan. Este fin de semana, los modelos meteorológicos muestran escenarios dantescos. La formación de una borrasca, cuya presión mínima podría caer hasta los 915 hPa, rivalizando con la de menor presión jamás registrada en el Atlántico Norte y todo el planeta.

La borrasca «Braer», la más profunda jamás registrada en el Atlántico Norte

La borrasca «Braer», la más profunda jamás registrada en el Atlántico Norte

Cuando aún resuena el eco de los efectos de la profunda borrasca «Ciara», mucha gente ha vuelto a preguntarse cuál ha sido la borrasca más profunda jamás formada en el Atlántico. Pues, hasta la fecha de hoy, se trata de la borrasca «Braer». Alcanzó su apogeo durante el 10 de enero de 1993 y su presión mínima consiguió bajar hasta los 914 hPa (oficalmente).

En esta entrada te vamos a hablar un poco de ella. Destacan las similitudes de los patrones atmosféricos que se daban durante su formación, y las que se están dando estos días. Precisamente también, con la formación de profundas borrascas, aunque no tanto como lo fue Braer. La última, la borrasca «Ciara», consiguió alcanzar los 929 hPa de presión mínima en su centro hace unos días.