Calentamiento súbito estratosférico en ciernes

Calentamiento súbito estratosférico en ciernes

Se pronostica un nuevo calentamiento súbito estratosférico en el Polo Norte. Durante la presente temporada invernal, hemos estado prestando mucha atención al comportamiento de la estratosfera. En especial, del vórtice polar estratosférico.

Este ha presentado un comportamiento variable, con varias alteraciones. La última, ocurrida hace muy poco tiempo, ha sido bastante menos significativa de que se esperaba, con un leve calentamiento por desplazamiento.

Sin embargo, parece que esta vez el calentamiento súbito estratosférico va a ser más importante. No va a terminar por destruir por completo al vórtice polar estratosférico, pero si lo va a debilitar y desplazar de forma significativa. A continuación vamos a analizar este fenómeno, y sus posibles repercusiones en la dinámica atmosférica en la troposfera (condiciones meteorológicas).

La borrasca mediterránea Isaack trae lluvia y nieve

La borrasca mediterránea Isaack trae lluvia y nieve

Cambio de tiempo: la borrasca mediterránea Isaack traerá de nuevo lluvia y nieve muchas áreas del arco mediterráneo.

La Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, ha utilizado el siguiente nombre para las borrascas de alto impacto durante la presente temporada invernal. Como decimos, se trata de la borrasca Isaack.

No se trata de una borrasca profunda, pero tiene la capacidad de producir fenómenos meteorológicos adversos con la suficiente relevancia como parece ser susceptible de ser nombrada. Estos fenómenos incluyen el viento, la lluvia, el frío y la nieve.

Febrero trae de regreso el frío y la nieve

Febrero trae de regreso el frío y la nieve

Febrero nunca falla: trae de regreso el frío y la nieve. No en vano, en la historia de la Meteorología en España, el mes de febrero es el que nos ha traído, en muchos casos, fríos y nieves históricas.

Este febrero de 2023, probablemente no nos va a dejar ningún episodio que se asemeje. Pero sí está amenazando con seguir manteniendo la tónica de enero, con ambiente frío y con algunas nevadas en cotas bajas.

Heladas y alguna lluvia o nevada

Heladas y alguna lluvia o nevada

El tiempo anticiclónico nos traerá heladas y alguna lluvia o nevada, a lo largo de la próxima semana, en el entorno del Cantábrico y el Mediterráneo español.

No hay manera. Enero se va a despedir sin dejarnos algún temporal de lluvia importante, tan necesario, que sigue siendo reclamado por muchas zonas del sur, centro y este peninsulares, así como de Canarias.

El calentamiento estratosférico que se registra estos días en el Polo Norte no va a traernos cambios apreciables, al menos de momento a nuestra zona. El evento, será menos importante de lo previsto en su inicio y además, como hemos reflejado en muchas ocasiones, sus efectos en nuestra meteorología, suelen producirse a medio plazo y no siempre.

Lluvias «sin precedentes» en Nueva Zelanda

Lluvias «sin precedentes» en Nueva Zelanda

El paso de un sistema de baja presión por algunas regiones de Nueva Zelanda, ha provocado un episodio de lluvias «sin precedentes». Así lo califican desde el Servicio Meteorológico Neozelandés (MetService), como contamos a continuación.

Este país de Oceanía, por su única ubicación, lejos de la influencia continental, muestra un clima muy variado a lo largo de las dos grandes islas que lo componen.

Las más al norte, que precisamente recibe el nombre de Isla Norte, tiene una influencia subtropical más marcada. Y es por ello la más expuesta a eventos de lluvias monzónicas, e incluso, ciclones tropicales en fase de transición extratropical.

El peor registro de la banquisa antártica en 45 años

El peor registro de la banquisa antártica en 45 años

La banquisa antártica ha registrado su peor registro en los 45 años de observaciones satelitales, según informa el NSIDC (National Snow and Ice Data Center) de EE.UU.

Durante el presente verano austral se está observando, además, una tasa de pérdida de hielo marino mucho más rápida que en años anteriores.

El gran continente helado se había comportado muchos años atrás de forma opuesta a la banquisa ártica, pero ahora, en las temporadas más recientes, está mostrando una cara cada vez más preocupante.