Temporal de levante en la Playa de Bolonia

El viento de levante fuerte en el Estrecho de Gibraltar es una de las notas meteorológicas más habituales en los partes meteorológicos de España, en muchas ocasiones en épocas de estabilidad atmosférica, como único elemento destacado de la actualidad.

Las estadísticas apuntan a que el 45% de los días el viento llega del Este allí, soplando la mayoría de las veces con intensidad.

¿Por qué sopla con esa fuerza? El efecto Venturi tiene buena parte de culpa: un proceso físico que también es responsable de otras intensificaciones del viento en nuestro país, como ocurre con los alisios entre las islas Canarias o algunos terrales en la cuenca mediterránea o con las suradas en el Cantábrico.

¿Qué es el efecto Venturi?

El efecto Venturi determina que, si un fluido en movimiento se ve obligado a atravesar un estrechamiento, se acelera, experimentando un aumento de su velocidad en lado saliente del cambio de sección.

Si hacemos el símil con lo que ocurre en el Estrecho de Gibraltar, es evidente que cuando el viento llega del Este a esa zona, se acelera de forma importante a sotavento desde las costas de Tarifa hacia la bahía de Cádiz.

En Tarifa, epicentro del temporal de levante, la velocidad media del viento ronda los 22 Km/h todos los meses del año. Asimismo, también todos los meses se dan rachas superiores a los 109 kilómetros por hora.

Los temporales de levante son ideales para la práctica de deportes acuáticos como el surf o el kitesurf

El Principio de Bernoulli

El efecto Venturi se explica por el Principio de Bernoulli y el principio de continuidad de masa.

Si el caudal de un fluido es constante pero la sección disminuye, necesariamente la velocidad aumenta tras atravesar esta sección. Por el teorema de la conservación de la energía mecánica, si la energía cinética aumenta, la energía determinada por el valor de la presión disminuye forzosamente.

Temporal de levante en la playa de Bolonia, Cádiz

Pero no todo es el Efecto Venturi

En cualquier caso, el Efecto Venturi no es el único responsable de la intensificación tan acusada del viento de levante en la zona. No en vano, cuando el viento sopla de poniente, esa aceleración no suele ser tan acusada (aunque también sucede) en el Mar de Alborán.

De hecho, si este proceso fuera el único responsable de la intensidad del viento de levante las intensidades máximas deberían de observarse en la zona más cercana al Estrecho, tanto en Marruecos como en España, pero normalmente los picos máximos suceden más al Oeste.

Y es que también debemos de tener en cuenta la orografía de la zona, con diferentes cordilleras de importante altitud a un lado y otro del Estrecho que embocan el viento hacia la zona más baja, midiéndose campos de viento más fuertes en la salida del Estrecho.

Configuraciones que provocan el levante

Por último, no debemos de olvidar que el hecho de que el levante sople con intensidad en el Estrecho de Gibraltar puede deberse a configuraciones atmosféricas distintas.

Un caso típico sería el de la formación de una profunda borrasca en el entorno del Golfo de Cádiz, favoreciendo un campo de vientos del Este intenso y generalizado en muchas zonas del Sur de la Península.

Y también habría que referir las situaciones de estabilidad, tanto en invierno como en verano, con altas presiones en Azores extendiéndose hasta la Península, en los que el gradiente de presión no tiene por qué ser particularmente intenso en el Estrecho de Gibraltar y en el que sí entra en juego, con más peso, el Efecto Venturi en la intensificación del viento.

Más ejemplos

El paso del viento alisio entre las islas Canarias o la llegada de los vientos del Noroeste a algunas cordilleras y valles prelitorales de la costa mediterránea española o del Sur en la cantábrica, son más ejemplos de la aplicación de este principio físico a la meteorología práctica.