La mortalidad del coronavirus se acentúa con la contaminación

La mortalidad del coronavirus se acentúa con la contaminación

La mortalidad del coronavirus se acentúa en las zonas con más contaminación: así lo afirma un estudio desvelado por la Universidad de Harvard que ha analizado la relación entre la letalidad del COVID-19 y la polución en la atmósfera.

Jornadas atrás os informábamos de la relación entre la transmisión del virus, la temperatura y la humedad relativa, así como de que la contaminación, por sí sola, es un factor que acorta la vida media de las personas, en el global del mundo, en tres años.

Ahora, este trabajo viene a relacionar todos los aspectos, aunque como os avisamos en los otros estudios, entendemos que las conclusiones no tienen toda la consistencia que sería deseada si se hubiera podido realizar un muestreo más amplio en el tiempo y el espacio. Aun así, os contamos las principales conclusiones.

¿Qué clima tendríamos si la Tierra girara al revés?

¿Qué clima tendríamos si la Tierra girara al revés?

¿Qué clima tendríamos si la Tierra girara al revés? Sin duda alguna se trata de una pregunta de meteo-ficción, que podría ocurrir en el hipotético caso de que algún objeto cósmico chocara con nuestro Planeta y consiguiera cambiar el sentido de giro.

Para responder a dicha pregunta los científicos del Instituto de Meteorología Max Plank de Hamburgo han analizado cómo serían las condiciones climáticas de la Tierra mediante una simulación informática. Un Planeta que tendría una distribución de lluvias muy diferente al actual, al cambiar el sentido de giro de las borrascas y con ello la circulación atmosférica.

Las temperaturas altas ralentizan, pero no paran al coronavirus COVID-19

Las temperaturas altas ralentizan, pero no paran al coronavirus COVID-19

Las temperaturas altas ralentizan, pero no paran la transmisión del coronavirus COVID-19. Así lo indica un nuevo trabajo de investigación realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts en Estados Unidos, que viene a complementar este otro que compartimos con vosotros días atrás.

En esta línea, las regiones del Hemisferio Sur, que acaban de entrar en su otoño meteorológico, han estado conteniendo mejor el avance del virus, un hecho que podría dar un vuelco en los próximos meses conforme se aproxime su invierno y llegue el verano al Hemisferio Norte.

El trabajo, ha cuantificado en cierta forma, la tasa de transmisión del COVID-19 en función de la temperatura.

El aumento de la temperatura y de la humedad relativa debe bajar el riesgo de transmisión del coronavirus COVID-19

El aumento de la temperatura y de la humedad relativa debe bajar el riesgo de transmisión del coronavirus COVID-19

No cabe duda de que el coronavirus, concretamente el COVID-19, copa la actualidad informativa de todo el Planeta. En cazatormentas, estamos tratando de seguir nuestra actividad con el ánimo de entreteneros, en la medida de lo posible, y de abstraerse de alguna forma de la cruda realidad.

Y muchos nos preguntáis si hay alguna relación entre la propagación o extinción del virus y las condiciones meteorológicas. Hemos investigado y sí hay algún estudio que indica que el aumento de la temperatura y de la humedad relativa del aire contribuye a reducir su transmisión.

Bajo nuestro punto de vista, el estudio de investigación no ha tenido tiempo suficiente como para cargarse plenamente de razones, puesto que alcanza pocos días de análisis, pero sí que puede ser un buen indicativo y podría tomarse como un halo de esperanza para que conforme el calor aumente durante los próximos meses, los contagios bajen en el Hemisferio Norte.

La contaminación atmosférica acorta la vida casi 3 años

La contaminación atmosférica acorta la vida casi 3 años

La contaminación del aire podría acortar la vida de las personas una media de casi 3 años, según un estudio científico del Instituto Max Planck de Química y del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario de Mainz, en Alemania.

Ahora, que estamos en medio de una pandemia cuyo efecto global final es aún una incógnita, coincide la aparición de este trabajo de investigación que cuantifica, de alguna forma, el daño que la acción del hombre en el Planeta se revierte sobre sí mismo.

Groenlandia y la Antártida pierden hielo 6 veces más rápido que en los 1990

Groenlandia y la Antártida pierden hielo 6 veces más rápido que en los 1990

Groenlandia y la Antártida están perdiendo actualmente hielo a un ritmo 6 veces más rápido que en los años 1990.

Así lo atestigua un exhaustivo trabajo de investigación realizado por 89 científicos de 50 organizaciones internacionales que han utilizado datos de los cambios de la masa helada de Groenlandia y la Antártida entre 1992 y 2018, utilizando los datos observacionales de 11 misiones satelitales.