Mientras esperamos la llegada de la ansiada vaguada que va a proporcionar un alivio térmico en buena parte del país, la realidad actual es otra: «polvo, tormentas y mucho calor«. Porque eso es lo que seguimos teniendo en muchas regiones del país, y en la imagen satelital actual es lo que podemos ver.

Los modelos meteorológicos siguen contemplando un horizonte esperanzador, con la aproximación de dos importantes expansiones de masas de aire polar marítimo. Sin embargo, no son todo buenas noticias. Porque todavía va a seguir haciendo mucho calor hasta entonces, en las mitades sur y este de la península, Ceuta, Melilla y Baleares.

Dorsal norteafricana y sus últimos coletazos…

La dorsal norteafricana está terminando de dar sus últimos coletazos, al menos por ahora. Eso significa que hoy estamos teniendo mucho calor en diversas zonas, especialmente en el sur y la mitad oriental peninsular. Justo por donde se repetirá mañana ese calor, junto con tormentas, como está ocurriendo hoy, y que se extenderán a otras zonas.

Estos son algunos ejemplos, con estaciones meteorológicas de la red de AEMET marcando valores por encima de los 40ºC.

Mañana, los avisos por temperaturas máximas alcanzan incluso nivel naranja por buena parte de la cuenca mediterránea, incluyendo a Baleares. Y también por tormentas, por la zona centro y el extremo noreste de Cataluña.

La vaguada y el esperado alivio térmico

El calor dará una tregua que ya ha comenzado a sentirse por el noroeste. Se hará patente desde comienzos de la próxima semana.

Como se puede apreciar, la expansión de masas de aire frío polar marítimo en niveles bajos, se asocia así mismo, con «un abrazo» del chorro polar. O más bien, «una caricia» de éste.

Ello permitirá que desciendan sensiblemente los termómetros, dándonos una tregua en las condiciones de dura canícula que venimos padeciendo desde hace semanas.

Además, tras un nuevo repunte de las máximas, cabe la posibilidad de que una nueva expansión fría vuelva a refrescar amplias zonas del país, antes de que acabe el mes.

El parámetro en el que se va a sentir ese alivio térmico de forma especial, es en el de temperaturas mínimas. Como vemos, las noches tropicales se amplifican de cara a mañana, pero luego irán quedando relegadas a zonas concretas de la cuenca mediterránea, Baleares y Canarias.

Esto es muy importante, porque aquellos hogares que no disponen de aire acondicionado, en esas zonas de noches insufribles, por fin van a notar un alivio térmico.

https://twitter.com/crballesteros/status/1558094332661481472

También se notará de forma clara en las máximas tórridas. Que de nuevo repuntarán mañana en el sur y este peninsulares, incluyendo a Baleares. Después, con el cambio de masas de aire, el calor tórrido estará en clara retirada.

Y, por último, probabilidad de precipitaciones, que mañana se incrementa de forma casi generalizada, y que se materializará en forma de tormentas.