luna-lluvia-atmósfera-meteorología-02


Siempre ha habido mucha controversia sobre la posibilidad de que la Luna afecte en alguna manera al clima de la Tierra, a través de la fuerza de gravedad que ejerce en nuestro Planeta, como ocurre con el caso de las mareas.

Un reciente artículo publicado en Geophysical Research Letters, que resume un estudio de investigación realizado por los científicos Tsubasa Kohyama y John M. Wallace  de la Universidad de Washington, indica que existe una relación entre la cantidad de lluvia que cae en la Tierra y la posición de la Luna alrededor de ella.

Deforma la atmósfera

Aunque el cambio en el espesor de la atmósfera es poco importante, lo cierto es que la posición de la Luna a lo largo de su órbita alrededor de la Tierra logra modificar dicho grosor lo que a su vez tiene repercusiones en la cantidad agua que precipita.

Aumenta la humedad relativa en el aire

La posición de la Luna provoca que el grosor de la atmósfera aumente hacia ella, se abulta en su dirección y se achata en la perpendicular. Este hecho hace que en la zona de la atmósfera más gruesa aumente la temperatura del aire en las capas inferiores.

Puesto que el aire más cálido puede contener más humedad, las mismas parcelas de aire están ahora más lejos de su capacidad su máxima de humedad o saturación, lo que resulta en un ligero descenso de las precipitaciones.

luna-lluvia-atmósfera-meteorología

Un aumento del 1 %

Sin duda alguna el aumento de las precipitaciones que se genera por la posición de la luna en su órbita terrestre es inapreciable para los humanos, pero sí que se ha estimado en un 1 % respecto a la variación total.

Para obtener esta conclusión, los investigadores utilizaron las datos recogidos por el satélite TRMM (Tropical Rainfall Measuring Mission), de la NASA y de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial de 1998 a 2012.

Cambios en la presión atmosférica

No es el primer estudio que trata de demostrar alguna relación entre la posición de la Luna y  el tiempo atmosférico.

Los cambios de presión vinculados a las fases de la luna se detectaron por primera vez en 1847 y respecto la temperatura en 1932

luna-lluvia-atmósfera-meteorología-01

Además, estos mismos investigadores de la Universidad de Washington, utilizaron una rejilla global de datos para confirmar que la presión del aire en la superficie definitivamente varía con las fases de la luna.

Entre sus conclusiones afirmaron que cuando la Luna está por encima o debajo de los pies, la presión del aire es superior.

Fuente: http://phys.org/news/2016-01-phase-moon-affects-amount-rainfall.html